Cuánto tiempo debe durar una carretilla elevadora

La mayoría de las empresas dependen de las carretillas elevadoras para recoger y transportar cargas pesadas y realizar otras tareas esenciales de manipulación de materiales. A menudo, las carretillas elevadoras son llevadas al límite en condiciones difíciles, especialmente durante los períodos de máxima actividad, cuando el volumen de trabajo aumenta. 

La vida útil de una carretilla elevadora puede ser corta en comparación con otros equipos debido a las grandes exigencias y al uso frecuente. La mayoría de los modelos tienen una esperanza de vida de 10.000 horas de servicio. Sobre la base de una jornada laboral de ocho horas, este patrón de uso significa que la carretilla elevadora durará aproximadamente cinco años. Sin embargo, un mantenimiento preventivo atento puede prolongar el periodo de funcionamiento. 

¿Debo sustituir una carretilla elevadora?

Como propietario de una empresa, mantener o deshacerse de una carretilla elevadora no es una decisión fácil. Cambiar una unidad antigua puede contribuir al coste total. Además, es posible que tenga que hacer una inversión financiera significativa, especialmente si quiere actualizar a un modelo nuevo o casi nuevo. Sin embargo, a veces completar estas transacciones es el mejor movimiento a largo plazo para su empresa. 

¿Cuándo se debe sustituir una carretilla elevadora?

Además del número de horas de servicio, hay varios signos reveladores de que puede necesitar una nueva carretilla elevadora más pronto que tarde.

Aspecto antiestético

Al igual que muchos otros propietarios de empresas, es posible que le preocupe más el rendimiento de su carretilla elevadora que su aspecto. Pero un daño exterior excesivo puede señalar problemas subyacentes que indican la necesidad de una actualización. Por ejemplo, el óxido que se extiende rápidamente puede afectar a la integridad estructural de la carretilla elevadora, haciendo que no sea segura para su funcionamiento. Las abolladuras resultantes de las colisiones con los soportes del almacén y otros equipos pueden indicar daños en los puntos de soldadura o en las juntas. 

Fugas de fluidos

¿Ha notado charcos de aceite, refrigerante o líquido hidráulico en el suelo en la zona donde aparca sus carretillas? Las fugas suelen indicar un daño considerable en un componente vital que puede provocar un fallo mecánico. Si no ve una fuga pero sigue añadiendo fluidos con frecuencia, es probable que su equipo tenga un rendimiento inferior o esté dañado. 

Horquillas desgastadas o dañadas

Dada la importancia de las horquillas a la hora de elevar y transportar cargas, este componente esencial debe estar en óptimas condiciones para optimizar el rendimiento y maximizar la seguridad. Las horquillas se desgastan con el tiempo. Si nota que ya no están rectas o tienen grietas u otros daños, es hora de actualizarlas. 

Reparaciones más frecuentes

¿Le parece que la carretilla pasa tanto o más tiempo en el taller que en el trabajo? Si su equipo se avería con regularidad o está gastando más en mantenimiento para mantenerlo en funcionamiento, probablemente esté haciendo más daño que bien a su negocio. Una avería puede ser peligrosa y poner en peligro la seguridad de sus trabajadores. Una sustitución puede resultar más económica en general y ayudarle a crear un entorno de trabajo más seguro. 

Disminución del rendimiento

En algunos casos, el rendimiento de su carretilla elevadora ya no es suficiente para realizar el trabajo. Si se retrasa constantemente porque su equipo no puede seguir el ritmo, es hora de plantearse una sustitución. Algunas señales de advertencia son la caída de la carga, los movimientos bruscos al subir o bajar la horquilla y la pérdida repentina de potencia. El aumento de la productividad derivado de una actualización puede compensar el coste de su compra y, en última instancia, hacer que sus clientes aprecien la mejora del nivel de servicio prestado.

Tecnología obsoleta

Como la mayoría de las industrias, los fabricantes de equipos de manipulación de materiales trabajan constantemente para mejorar sus modelos y ofrecer características más avanzadas que la competencia. Aunque es posible que no necesite la última y mejor carretilla elevadora del mercado, la sustitución de un modelo obsoleto por uno más nuevo puede ser necesaria para estar a la altura de la competencia. Las mejoras de seguridad para proteger a sus trabajadores también son algo a tener en cuenta. 

¿Debo comprar una carretilla elevadora nueva o usada?

Una vez que se dé cuenta de que ha llegado el momento de sustituir una carretilla elevadora, también tendrá que determinar si un modelo nuevo o usado es la mejor opción para su negocio. A veces, la elección es fácil, como cuando no tiene los fondos para invertir en los últimos productos. 

Comprar una carretilla elevadora nueva puede tener sentido si su presupuesto se lo permite y quiere o necesita lo siguiente:

  • Acceso a las tecnologías y prestaciones más avanzadas del mercado
  • La vida útil máxima que puede ofrecer un modelo
  • Menores costes iniciales de mantenimiento y reparación
  • Menos preocupaciones por el tiempo de inactividad derivado de las averías mecánicas
  • Funciones de seguridad avanzadas

Por otro lado, la compra de una carretilla elevadora usada también ofrece ventajas:

  • Un precio de compra inicial más bajo que podría ahorrarle a su empresa miles de dólares
  • Una selección más amplia: no se limita a un puñado de modelos nuevos
  • Menos complicado de manejar
  • Más rentable si piensa utilizar el equipo con menos frecuencia
  • Más fácil de mantener, ya que los técnicos no necesitan estar familiarizados con la última tecnología

Póngase en contacto con Springer Equipment para obtener carretillas elevadoras usadas

En Springer Equipment, hemos vendido montacargas usados confiables y asequibles por más de 30 años. Tenemos la experiencia y los conocimientos para ayudarle a determinar cuándo reemplazar un montacargas en su flota. Póngase en contacto con nosotros para obtener más información hoy.